De la histeria y otras cosas no tan cuerdas

histerica

Y no me llamaron! Así que viví en angustia como un mes por NADA! GRACIAS empresa que me hiciste ilusiones. En fin, creo que todo es para mejor.

Hablando de eso, no creo que a nadie le dé tanto miedo renunciar a la pega como a mí, de verdad me da terror pensar en ese momento y es de pura histérica no más, porque, en estricto rigor, que podría realmente pasar?  NADA. Debe ser que nunca he estado tanto tiempo en un mismo lugar y para mi jefe renunciar es traición a la patria.

Es la misma histeria que me da el que las almohadas no estén puestas como corresponde por ejemplo, y es que no aguanto que alguien duerma al lado mío con la almohada puesta en forma vertical, y es simplemente porque así no van. Mi casi pololo se ríe de mí y a veces como es maldito y le gusta reírse de mi angustia sin sentido, las corre despacito cosa que cuando me doy cuenta mira mi cara deformada y se ríe apuntándome con el dedo. Si es una relación muy bonita la que tenemos.

Ahora para controlar mis histerias sin fundamento, hago mucho yoga (ooommm) y la verdad no sé si ha funcionado, yo creo que no, pero me gusta ir a torturarme tratando de hacer las posturas imposibles para alguien que no trabaja en el crique du solei  y estoy segura que la profe se ríe todo el rato de nostras, simples mortales tratando de hacer adomuka decente.

Pero es que el género femenino algo tiene que nos hace ser más histéricas y parecer locas frente a ciertas situaciones en que los hombres, miran con cara de ah? Y es por eso que nosotras salvaremos al mundo del ataque de los zombies.

Un ejemplo de ello es el terremoto del 85’, yo durmiendo en una cuna, mi madre, obvio histérica de corazón, salió corriendo a buscar a su pequeña bebe, mientras mi padre le decía “pero que te pasa” “cálmate si es un temblorcito no más”, hasta que mi madre con toda la fuerza de mujer loca lo tiro lejos, me saca de la cuna y paf!!! Que se cae la pared. Conclusión mientras mi padre todo calmado no hacía nada más que interrumpir el paso de mi madre hacía mi salvación, podría haber muerto, o quedado quizás con que secuelas.

Misma situación, terremoto del 2010, mientras con mi madre tratábamos de llegar al living para salvar nuestras vida en medio de la catacombe, porque yo juraba que los mayas tenían razón y se estaba produciendo el fin del mundo, mi padre decía desde su cama: “pero que les pasa??, vayan acostarse”, a acostarse!!!!! Mientras se reventaban las ventanas y se caían los espejos de la casa!!!!

Bueno como ven, hay histerias sin sentido como la de las almohadas o actuar rápido en medio de los terremotos.

La verdad tengo muchas más locuras ocultas, como que me desmayo si alguien más toco mi toalla, pero es que los gérmenes y bacterias son malditos, mi obsesión por escribir con el mismo lápiz ciertas cosas, en la pega no entro al baño de las mujeres porque da a un patio que hay palomas y estoy segura que usan nuestro baño cuando no estamos, y muchas más sin pies ni cabeza.

Pero lo que sí, una nunca se asume histerica ni loca, aunque todas sabemos que llevamos una psicopata dentro, noooo una siempre cool y relax ja!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s